Cómo Obtener un Enfoque Preciso Con el Objetivo 50mm f/1.4

31.10.2017

Nota: En mis invetigaciones noctunas y revisando unos de los blogs mas visitado de mi recorrido en la super autopista de la informacion [Internet] me consegui con este tema del amigo Mario Prez y me parecio excelente compartirlo espero sea de mucho ayuda ya que cuando se esta comenzando en la fotografia cualquier tips, consejo o ayuda es muy valorada, escribo estas lineas de antesala a la lectura. Repost:  Javier David Fotografia


Mario Perez ' Blog del Fotografo

Lo llamo el Rey de los Objetivos porque, para mí, lo es. El objetivo 50mm f/1.4 (y similares, entiéndase el 50mm f/1.8, el 35mm f/1.8, etc.) es, de todo mi equipo fotográfico, la pieza que marcó un antes y un después en mi fotografía. No conozco un solo fotógrafo que lo haya usado y no estuviera ENAMORADO de él. Si quieres saber más sobre el porqué de esta sana obsesión, léete el artículo que le dediqué.

Si ya eres usuario de este objetivo, puede que te hayas dado cuenta de lo nítidas que resultan las fotos disparadas con él. La forma en que este objetivo enfoca las cosas hace que el enfoque sea nítido no, lo siguiente. Gracias al maravilloso efecto Bokeh que puedes crear con él se consiguen sujetos extremadamente enfocados y nítidos, en contraste con unos fondos suavemente difuminados. Una delicia para el ojo humano.

Este tipo de enfoque tan definido y nítido conlleva un pequeño inconveniente: es fácil caer en una foto ligeramente desenfocada. Si te ocurre esto, que sepas que no se trata de un problema del objetivo en sí sino de la forma en que lo estás utilizando. Una delicada joya óptica como el 50mm f/1.4 requiere de una forma de enfoque concreta que debes conocer y utilizar. Con el Rey de los Objetivos no puedes enfocar y disparar corriendo, así a lo bruto, como haríamos con cualquier otro objetivo.

A continuación te explico cómo puedes fotografiar con este objetivo o con cualquier otro que tenga una apertura de diafragma amplia (f/1.4 y f/1.8 principalmente) y disfrutar de su maravilloso enfoque con una precisión de bisturí.